Dentro del abanico de Cantiñas, las Alegrías son las que más han calado en los aficionados y los artistas. Su tonalidad mayor admite tocarlas por varios lugares y tonalidades, ofreciendo así diferentes sonoridades. Siendo habitual tocar para cante en tonalidad de C y A, y para baile por E.

Para composición instrumental son más habituales las tonalidades de E y A.

El baile por alegrías no puede faltar en un tablao, es completo, redondo, tenemos llamadas, subidas, letras, coletillas, silencio, escobilla, bulerías de Cádiz…

Programa del curso

Iniciar siguiente lección 07:15 - Introducción al estudio de las alegrías